Respirar por la herida, de Víctor del Árbol

viernes, 2 de octubre de 2015

Respirar por la herida

Autor: Víctor del Árbol
Editorial: Debolsillo
ISBN: 9788490329245
Páginas: 521




Sinopsis
Para Eduardo la vida no tiene sentido desde que perdió a su esposa y a su hija en un trágico accidente de coche. A partir de entonces, pasa los días inmerso en un estado depresivo, incapaz de cerrar la profunda herida que le atormenta. Abandonó la pintura y pasó de ser un artista respetado a convertirse en víctima del alcohol y la autocompasión. Pero su vida da un nuevo giro cuando recibe un encargo insólito. Gloria Tagger, una famosa violinista, le pide que pinte el retrato de Arthur Fernández, un rico empresario responsable de la muerte de su hijo y de otra niña. Él, tanto como Gloria, necesita comprender qué se esconde tras su rostro; averiguar qué siente, qué piensa y si se arrepiente. A cada pincelada, y a medida que cobra forma la obra, más supura la herida de Eduardo. Ha iniciado un viaje del que tal vez no podrá regresar... (sinopsis de la editorial)



Reseña de Rustis

Respirar por la herida fue la tercera novela publicada por el autor barcelonés Víctor del Árbol, que se ha convertido en los últimos tiempos en uno de los referentes de la novela negra. Es, sin embargo, mi primera aproximación a su escritura, de ahí la ausencia en este caso de valoraciones o comparaciones que, quizá, algunos lectores suyos busquen.



Si partimos de la sinopsis detallada por la editorial (también en el caso de la primera edición de 2013, en el sello Alrevés) pensamos en una historia protagonizada por Eduardo, víctima del trauma provocado por la muerte de su familia en un accidente de tráfico; sin embargo, podemos afirmar una vez leída la obra que esto es solamente el inicio o presentación oficial de una trama carente de personajes dominantes. Sí existe un hilo principal sobre el que se colocan los diferentes capítulos, en forma de intrigas paralelas o superpuestas, pero pronto resulta evidente que un gran número de personajes aparecen con el mismo rango y el mismo detalle en el tratamiento que el autor les dedica. El relato de sus actuaciones presentes, así como de los hechos pasados que han ido modelando su existencia, es el que va armando toda la estructura, por lo que es lícito significar que se trata de una novela coral, con protagonistas múltiples y, como es natural, una enorme complejidad de construcción.

Así, Respirar por la herida me ha parecido una novela muy ambiciosa en su desarrollo: aunque el planteamiento inicial no parece resultar especialmente sorprendente ni insólito, es a medida que avanzamos cuando asistimos a un muestrario de subtramas, saltos en el tiempo y enlaces entre distintos personajes que dan otro color y vigor a la historia; la fuerza de esta estructura no se pierde en ningún momento, y cabe añadir que Víctor del Árbol ha sabido moderar todos estos ingredientes y ponerlos al servicio de la novela sin sobrecargar, sin perder el hilo argumental y, sobre todo, sin perder tampoco el interés del potencial lector. En ocasiones he percibido algún exceso en la introducción de las casualidades como puntos de apoyo para enlazar la trama, pero no por ello menosprecio el talento mostrado por el autor para manejar tantos hilos a un tiempo con excelentes resultados.
La novela pone en juego dos temas fundamentales: la venganza y la maldad. Ambas forman parte de la historia de cada uno de los personajes en distintos grados, pero se convierten en los ejes en torno a los que se desarrollan todos los acontecimientos. La venganza es el elemento producto del pasado que justifica la maldad presente y condena de distintos modos a los personajes a mostrar párrafo a párrafo sus heridas. No es solamente Eduardo, el iniciador de la trama, quien vive atrapado por las cicatrices físicas y psicológicas, sino todos los que, de algún modo, se relacionan con él directa o indirectamente. Todo respiran por sus heridas, todos creen encontrarse a sí mismos hurgando en los daños sufridos y poniendo el foco sobre las acciones ajenas; todos están condenados a una existencia de muertos en vida porque esa ola de maldad planea sobre sus historias de forma constante. El poso que nos deja la lectura es de total desencanto y angustia, y así esta obra se ubica en un espacio indeterminado entre la novela negra, el suspense y el drama.

Víctor del Árbol
Víctor del Árbol me ha parecido un autor muy notable; creo que no me equivoco al sugerir que esta novela ha sido un trabajo muy pensado, especialmente en el planteamiento estilístico. Se maneja un registro lingüístico muy cuidado, que obliga a una lectura más pausada y atenta de lo que es común en la narrativa actual (especialmente en este subgénero), aunque sí debo reconocer que en ocasiones he apreciado excesiva retórica y una tendencia demasiado frecuente al empleo de metáforas y de afirmaciones de contenido moral o reflexión psicológica. La mera presentación de los personajes, en el modo detallista con que el autor trabaja, bastaría para que el lector fuera extrayendo sus propias reflexiones, interesando menos que el narrador se inmiscuya.


Aun con este “pero” mínimo, me ha parecido un texto más que destacable, un verdadero ejercicio de buena escritura dentro de un género que nos invade en los últimos años y apenas nos permite adivinar cómo separar el trigo de la paja. Resulta muy apetecible, de cuando en cuando, asomarse a un texto de intriga, con cierto componente dramático y de novela negra, en el que no se abusa de los tópicos y se maneja con precisión de relojería la estructura y el estilo. Continuaré pendiente de Víctor del Árbol observando hasta dónde es capaz de llegar alguien con esta (para mí) carta de presentación.

19 comentarios:

  1. Para mi es uno de los grandes. Lo descubrí el año pasado con Un millón de gotas y le seguí con La tristeza del samurai. Ésta será una de mis próximas lecturas del autor.

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Yo tengo esperando turno La tristeza del samurai, que era de mi madre, a ella le gustó mucho, supongo q a mí también me gustará. Besos.

    ResponderEliminar
  3. Yo me he leído esta novela y Un millón de gotas y te aseguro que no voy a perderme ninguna. Besos.

    ResponderEliminar
  4. Este leí Un millón de gotas y me enamoré. Tengo pendientes sus anteriores (este incluido) y espero leer pronto... Te recomiendo Un millón de gotas, te gustará.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De este autor, me como palabras jajajajaja

      Eliminar
  5. Me gustó muchísimo, aunque disfruté aún más de la tristeza del samurái. Tengo pendiente un millón de gotas
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Pues yo todavía no me he estrenado con este autor a pesar de todas las cosas buenas que vengo leyendo sobre él. Tendré que terminar animándome.
    Besos!!

    ResponderEliminar
  7. Me estrené con esta novela y me gustó muchísimo, por su historia, por sus personajes, por la forma en que está contada...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  8. Me ha encantado la reseña, tanto que he tenido que volver a mirar el nombre del blog... volver a twitter a ver desde qué perfil he seguido el enlace, volver a mirar el blog... y preguntarme por qué carajo no os he leído antes. Es una sensación maravillosa encontrar blogs con reseñas tan trabajadas y una narración tan cuidada y, si encima me descubrís nuevas lecturas como ésta, no puedo pedir más. Me quedo por aquí :)

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Espero estrenarme dentro de poco con este autor leyendo Un millón de gotas, que lo compré este verano. Besos

    ResponderEliminar
  10. Me llevo fatal con el autor, me abure mucho x)
    un beesito

    ResponderEliminar
  11. A mi me gustaría estrenarme precisamente con esta novela.

    ResponderEliminar
  12. Me gustó mucho este libro, pero yo disfruté más con "Respirar por la Herida"
    Un beso

    ResponderEliminar
  13. Muchísima gente me ha recomendado ya a este autor. Aún no me he animado a leer nada de él pero lo tengo en mi lista de pendientes así que caerá.
    Besos

    ResponderEliminar
  14. Yo aun no he leído nada de él t esto ya empieza a provocarme vergüenza. Esta portada me gusta mas que la original.

    ResponderEliminar
  15. Yo aun no he leído nada de él t esto ya empieza a provocarme vergüenza. Esta portada me gusta mas que la original.

    ResponderEliminar
  16. Fue el primer libro que leí de Víctor del Árbol y me impresionó muchísimo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  17. Yo tengo delito. Tengo este libro en casa hace meses y aún no pude leerlo!! Besos.

    ResponderEliminar
  18. Muy buena reseña, lo tengo en el kindle así que lo voy a leer prontito!!

    besos!

    ResponderEliminar

Santa Template by Mery's Notebook © 2014