Comprender las grandes obras de la pintura, de Jèrôme Picon

jueves, 3 de octubre de 2013


Comprender las grandes obras de la pintura
Autor: Jèrôme Picon
Editorial: Larousse
ISBN: 9788415411635
Páginas: 128


Reseña de Rustis:

Debo decir que estamos ante un libro precioso. Y en este caso, la palabra no es un mero adjetivo porque, ¿qué podemos pedirle a un texto sobre arte? Pues que, si es posible, sea en sí mismo una obra artística. Y en este caso, el deseo se cumple. Desde el mismo instante en que lo tenemos entre las manos, disfrutamos de un tamaño ideal -ni demasiado grande ni demasiado pequeño- para poder ver con calidad suficiente las esenciales fotografías; una portada resistente, en forma de carpeta, que asegura la conservación de las páginas interiores; papel satinado con alta calidad fotográfica; letra grande, numerosas reproducciones de cuadros y pinturas diversas, en varios tamaños, que lo convierten casi en un álbum ilustrado. Y es que este libro parece tomar como base precisamente los famosos volúmenes para niños, en que no solamente se nos enseñan las bases de una temática concreta, sino que se hace de una forma visual, entretenida, agradable a la vista y al tacto. Además, el libro está repleto de pequeñas sorpresas en forma de minilibros, sobres, láminas enormes a modo de solapa, etc, que contienen curiosidades sobre la historia de la pintura de forma llamativa y agradable. Desde luego, y aunque no es un libro infantil, nos ofrece a los adultos una manera sencilla y muy atractiva de aprender (o recordar) la historia de la pintura.

Este texto es una pequeña Historia del Arte, en concreto de la pintura, que repasa los principales creadores desde la Edad Media, hasta el Siglo XX, comenzando por Giotto, para terminar con Salvador Dalí. Se dedican aproximadamente dos páginas a cada pintor aunque algunos, más destacables, pueden ocupar el doble de espacio. Así, de manera resumida, podemos encontrar una sencilla biografía de cada pintor, una pequeña selección de las obras más importantes, así como algunos datos curiosos que nos ayudan a comprender la técnica creada o empleada por cada uno de ellos. Además, se van intercalando otros capítulos más generales, que nos ayudan a comprender diversos aspectos que afectan al arte, como el contexto histórico en que éste se desarrolla o, muy interesante, las diferencias entre los estilos pictóricos más importantes. Así, y aunque puede parecer que en el texto caben solamente unos pocos datos, no falta rigor en la información presentada puesto que, incluso, se reservan algunos de los minilibros para recoger citas de autores cultos que han estudiado de forma académica a los pintores escogidos.

La noche estrellada, de Van Gogh

Leyendo este maravilloso volumen, he recuperado las sensaciones vividas, hace muchos años, en mis clases de Historia del Arte; pero lo he hecho con la pasión con la que los niños se acercan a sus álbumes ilustrados. Dejándome llevar por cada pequeño detalle, cada regalo escondido en un sobre, cada sorpresa y cada curiosidad. Un volumen imprescindible para quienes quieran repasar aquello que estudiaron, hace años, de una forma muy visual y entretenida y, por supuesto para los que, sin poseer conocimientos previos sobre pintura, quieran llevarse a casa una visión panorámica, pero rigurosa, de la historia de este género artístico.




Reseña de Mustis:

¿Alguna vez os habéis fijado en la ilusión de un niño cuando lee un libro con desplegables o ventanitas, en su cara de concentración cuando intenta descubrir todas las sorpresas que esconde? Pues así nos sentimos nosotros cuando nos adentramos en las páginas de Comprender las grandes obras de la pintura. Publicado por la editorial Larousse, no se trata de una enciclopedia propiamente dicha; yo lo llamaría "libro educativo para mayores" porque, al igual que con los infantiles, podemos aprender a la vez que nos divertimos. Y nos divertiremos mucho.

En esta obra nos ofrecen una visión de muchos grandes artistas de la pintura occidental, empezando por Giotto y acabando con los pintores del siglo XX. A cada uno de ellos se les dedica una doble página, e incluso cuádruple en casos como los de Rembrandt, Goya o Picasso, cuando también nos incluyen una página desplegable con alguna de sus obras reproducida a gran tamaño. Además de las páginas dedicadas a pintores, también hay otras para aprender a reconocer distintos aspectos de la pintura como, por ejemplo, las diferencias entre pinturas clásicas y barrocas, o los distintos simbolismos que pueden tener determinadas imágenes.

Estudios de Charles Le Brun
Cada página tiene multitud de detalles a descubrir: reproducciones de cuadros de cada pintor, elegidas no siempre entre los más famosos del mismo, pequeños libritos con datos curiosos sobre su obra, o con informaciones sobre otros pintores de su misma época o movimiento... Y lo mejor de todo, los facsímiles (más de 40) que vienen doblados dentro de sobres y que tienen muy variados contenidos. Podemos encontrar cartas, en las que según la forma de escribir y la caligrafía adivinamos un poco más sobre la personalidad del pintor. También tenemos bocetos de obras famosas, como el de La noche estrellada, de Van Gogh. A mi me han llamado bastante la atención dos láminas de Charles Le Brun con estudios de tres cabezas de hombre en relación con el camello y con el zorro, en las que vemos cómo serían estos hombres con los rasgos propios de cada animal.

La selección de autores que contiene Comprender las grandes obras de la pintura es perfecta. Si encontramos a faltar a algún pintor en el índice general, es raro que no lo encontremos después entre los datos añadidos en los libritos, en los pequeños textos informativos o en los desplegables, con lo que conseguimos una visión muy amplia de toda la historia de la pintura.

Puede haber lectores que consideren que falta una mayor cantidad de información general sobre cada pintor y estilo. No creo que la intención de la editorial Larousse fuese hacer algo parecido a una enciclopedia. Para mi, el libro es perfecto así; tenemos multitud de anécdotas y datos curiosos que nos pueden llamar más la atención si ya poseíamos un conocimiento general de la historia de la pintura. Además, muchas veces son las pequeñas cosas las que nos permiten conocer un poquito mejor a los grandes genios.


¿Tendría algún pero este libro? Yo sólo le encuentro uno: hay ocasiones en las que la letra de los textos es demasiado pequeña o el dibujo del fondo no nos permite distinguirla bien, con lo cual nos resulta más difícil la lectura, pero esto sólo sucede en contadas ocasiones. Un experto en impresión me ha comentado que la calidad de la reproducción de los cuadros es bastante buena, pero que es mejor en otros libros de este tipo como pueden ser los de la editorial Taschen. Seguramente esto es así, pero para la mayoría de los lectores estas diferencias en las reproducciones nos resultan prácticamente imperceptibles.

Tenemos ante nosotros una delicia de libro, apto tanto para iniciarse en el conocimiento de la historia de la pintura con una visión global de todos los movimientos, como para los que ya tienen esos conocimientos, porque también disfrutarán como niños descubriendo todos sus secretos.

Agradecemos a la editorial Larousse el envío de este libro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Santa Template by Mery's Notebook © 2014