Ana la de Tejas Verdes, de L.M. Montgomery

lunes, 7 de octubre de 2013


Autora: L.M. Montgomery
Editorial: Toromítico
ISBN: 9788496947924
Páginas: 309


Sinopsis:

Cuando en lugar del chico huérfano que querían adoptar es una niña pelirroja de once años, Ana Shirley, la que entra en las vidas de Marilla y Matthew Cuthbert -dos hermanos solteros que residen en su casa de Tejas Verdes-, todo cuanto les rodea cambiará para siempre. Con su vivacidad, sus risas y también sus lágrimas, y sobre todo gracias a su desbordante alegría e imaginación, Ana conseguirá formar parte de una familia por primera vez y tener un lugar al que, al fin, podrá llamar hogar.

Ambientada a principios del siglo XX en un lugar tan mágico como la Isla del Príncipe Eduardo, en Canadá, Ana, la de Tejas Verdes nos llevará a través de los ojos de esta despierta e inocente niña a sentir el mundo como algo totalmente nuevo, a emocionarnos y reírnos con sus aventuras y peripecias, y, en definitiva, a ver la vida desde un prisma más positivo y estimulante.

Esta obra, al igual que toda la serie de Ana Shirley, conjuga los valores de la vida rural y la familia con las cuestiones universales que todos nos planteamos en algún momento, como la pertenencia a una tierra, el valor de la amistad o la esencia del amor.

(Sinopsis de la editorial)


Reseña:

Mark Twain dijo: "Desde la inmortal Alicia, Ana, la de Tejas Verdes, es la niña imaginaria más encantadora que se haya creado". Estoy de acuerdo con él. Si no la segunda, Ana está muy alta en mi lista de niñas famosas de la literatura infantil, codeándose con Alicia (por supuesto la primera), las gemelas O´Sullivan de Enid Blyton o, ya en España, la traviesa Celia creada por Elena Fortún.

Es una suerte que la editorial Toromítico haya decidido publicar estos libros en una nueva y preciosa edición.Tengo que confesar que yo no conocía a Ana por haber leído a Lucy Maud Montgomery, sino por haber visto hace muchos años la serie de la televisión canadiense que me dejó enamorada de esta historia. Es más, para mi Ana Shirley siempre tendrá el rostro de la actriz Megan Follows. En la época de la serie mi hermana se había comprado todos los libros, pero no ha sido hasta ahora, con esta nueva edición, cuando yo he empezado a leerlos. Y sí, corroboro que tienen un encanto especial por sus personajes, sus paisajes, lo sencilla pero a la vez bien contada que está la historia,... Todo nos envuelve y hace que su lectura sea mágica.

Megan Follows como Ana Shirley

En cuanto a los personajes, L.M. Montgomery consigue, con más o menos pinceladas, que todos nos resulten muy cercanos y que les cojamos un gran cariño; desde la tranquila amiga de Ana, Diana Barry, hasta la cotilla vecina Rachel Lynde, a todos nos encantaría conocerlos y tenerlos de vecinos.

Con Ana, Marilla y Matthew es con quienes hace el mejor trabajo, como personajes individuales y por la relación que se establece entre ellos. Ana es presentada como una pequeña pizpireta, habladora y simpática que siempre está metiendo la pata pero con la que es muy difícil enfadarse. Marilla Cuthbert, a pesar de no pensar ya, ni por asomo, en ser madre, recibe a esta niña en su casa tras una gran equivocación, y entre las dos se entabla una relación preciosa de cariño y respeto mutuos. ¿Y qué decir de Matthew? Es mi personaje favorito, que a pesar de su timidez y de no estar acostumbrado a los niños, empieza a querer a esa niña charlatana desde el primer momento en que la conoce, complementándose sus pocas palabras con el torrente de las de Ana para hacerles inseparables.

L.M. Montgomery

Es muy emotivo contemplar cómo, sin querer, se va estrechando la relación de los hermanos Cuthbert con Ana Shirley; ella encuentra la estabilidad que nunca antes había tenido, y ellos recuperan las risas y la alegría que tanta falta hacían en su casa.

La Isla del Príncipe Eduardo es un elemento más de la historia, y la escritora retrata sus paisajes maravillosamente. A través de los ojos de Ana conocemos Avonlea y su "ruta de los amantes", el "valle de las violetas", la "laguna de las aguas refulgentes"... Siempre he dicho que, si alguna vez viajaba a Canadá, no podría irme sin visitar la Isla del Príncipe Eduardo y sin dar un paseo por Avonlea. Lástima que en la solapa de este libro pone que Avonlea es un pueblecito ficticio... ¡Qué decepción!

Evelyn Nesbit
Habría que añadir que es ésta una edición preciosa, con grandes solapas en las que se nos habla de L.M. Montgomery y su obra, y nos incluyen un mapa de la Isla del Príncipe. Además, en el interior, tenemos bonitas láminas ilustradas con escenas del libro, flores típicas de la zona, un mapa de Avonlea y hasta fotos de Evelyn Nesbit, la modelo que inspiró a la escritora para crear a Ana.

Resumiendo: Ana la de Tejas Verdes es un libro que puede ser leído tanto por niños como por mayores, y que nos inyecta dosis de optimismo en cada una de sus páginas, así como verdaderas lecciones de amor y de amistad. El siguiente libro de la saga sale a la venta en noviembre, así que me quedo esperando su publicación, ya que sé que en Avonlea (aunque nos digan que no es un lugar real) Ana Shirley también estará esperando impacientemente para contarnos sus nuevas aventuras.

Mustis

Agradecemos a la editorial Toromítico el envío de este ejemplar

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Santa Template by Mery's Notebook © 2014